Tratamiento del Dolor

El Servicio del Tratamiento del Dolor del Hospital Militar de Santiago es una de las primeras unidades multidisciplinarias que se formó en Chile para tratar el dolor crónico. El equipo médico, conformado por anestesiólogos, fisiatras, neurólogos, psiquiatras y psicólogos, se especializa en el diagnóstico, tratamiento y apoyo de los pacientes con dolor crónico, los cuales, generalmente, llegan por vía interconsulta.

El dolor, cuando se cronifica, provoca, tanto al paciente como a su familia, una disminución de la calidad de vida y requiere de un equipo multidisciplinario para su tratamiento. El objetivo del grupo de trabajo es hacer un diagnóstico adecuado del dolor, tratarlo y efectuar una rehabilitación precoz con una reincorporación al trabajo en forma satisfactoria, si es posible. En el caso de los pacientes oncológicos, se efectúan los cuidados necesarios para disminuir los síntomas comunes de aquellos que se encuentran en una etapa avanzada de su enfermedad, en donde el dolor es el más importante, permitiéndoles llevar una mejor calidad de vida.

Entre las áreas de mayor desarrollo de la unidad, están las patologías de dolor por cáncer y de dolor no oncológico, como el dolor osteomuscular (dolor lumbar, fibromialgia, dolor miofascial y tendinitis crónicas), dolor neuropático (neuralgias post herpéticas, neuropatía diabética y nervio periférico), dolor regional complejo o dolores de difícil manejo con técnicas habituales

Grupos de Trabajos
Existen patologías específicas que requieren de evaluaciones multidisciplinarias que tratan y evalúan el progreso de las dolencias de los pacientes a través del tiempo, tomando en cuenta los aspectos físicos tanto como los psicológicos. En el servicio de dolor se tienen grupos de trabajo específicos para hacer un óptimo tratamiento de equipo en patologías como la cefalea, la fibromialgia y el cáncer.

Más de Tratamiento del Dolor

PROCEDIMIENTOS
En el Servicio del Dolor se evalúan pacientes ambulatorios y hospitalizados. En relación a los tratamientos, se utilizan terapias farmacológicas y se efectúan procedimientos invasivos para tratar el dolor. Entre estos se destacan, por ser los más frecuentes:

Bloqueos Peridurales con Infiltraciones de Corticoides
Se usan en caso de dolor lumbar

Bloqueo de Ganglio Estrellado
Se usan en caso de dolor de extremidades superiores

Infiltraciones de Puntos Gatillo (trigger points)
En el caso de dolor muscular focalizado, uso frecuente en dolor lumbar y cervico braquiales.

Infiltraciones Intrarticulares o Periarticulares
Se usan en caso de dolor en articulaciones generadas por artrosis o tejidos periarticulares.
PROGRAMA PARA COMBATIR LAS MIGRAÑAS
Sabía usted que el consumo excesivo de analgésicos, especialmente aquellos que contienen ergotamina, pueden provocar un empeoramiento de su dolor de cabeza o una mayor frecuencia de sus crisis de dolor, haciendo más difícil su tratamiento. Esto es lo que se llama “cefalea de rebote” o “cefalea por abuso de analgésicos”, y debe ser tratada por un médico.

Por lo tanto, si usted está necesitando usar más de 3 o 4 comprimidos de cualquier analgésico a la semana, y no logra controlar su dolor de cabeza, debe consultar a su médico lo antes posible, de manera de iniciar una terapia adecuada, que disminuya su dolor y mejore su calidad de vida.

El dolor de cabeza o “cefalea”, es un síntoma que puede ser parte de muchas enfermedades, la gran mayoría son benignas y episódicas como las migrañas (jaquecas), o las cefaleas de tipo tensional, que afectan a una gran parte de la población.

Pero, a pesar de ser benigna, la cefalea muchas veces puede tener un curso crónico, obligando a quien la padece a consumir fármacos e incapacitándole para realizar su vida social y laboral, afectando en forma muy negativa la calidad de vida.

Por esta razón, muchas veces pueden aparecer problemas de ánimo, como depresiones o cuadro ansiosos, alteraciones del sueño o bruxismo, lo que hace más difícil el manejo del dolor.

Debido a lo anterior, la cefalea requiere de un enfoque y un tratamiento individualizado, tanto farmacológico como psicológico, para las distintas necesidades y diagnósticos de cada paciente.

En la Unidad de Dolor del Hospital Militar de Santiago, junto con desarrollar un programa especial para ayudar a los pacientes con cefalea, llamado “Policlínico de Cefaleas”, contamos con un equipo multidisciplinario para asistencia a nuestros pacientes, entre los que se cuentan:

Neuróloga Dra. María Loreto Cid
Quien ingresa y controla al paciente, realiza los diagnósticos correspondientes y plantea el tratamiento a seguir.

Psicóloga Danitza Zaninovic
Quien está a cargo del apoyo no farmacológico, con un programa, de 8 a 10 semanas aproximadamente, se enfoca en la educación sobre el dolor, técnicas de relajación, manejo de stress y talleres, entre otras actividades.

Además, si son necesarios otros procedimientos o evaluaciones para otras patologías, contamos con la ayuda de especialistas en dolor, como fisiatras, anestesistas, psiquiatras, internistas, al igual que enfermeras y asistente social. También se adhieren la Acupuntura y Kinesioterapia.

¿Cómo ingresar al programa de Cefaleas de la Unidad de Dolor?
El policlínico de cefaleas está abierto al público en general (tanto Ejército como Fonasa e Isapres) Sólo debe solicitar una hora médica con la Dra. María Loreto Cid, Neuróloga de la Unidad de Dolor, para su evaluación inicial e ingreso al programa.

Fono reserva: 331 7000

¿Cómo puede usted ayudar a mejorar su cefalea?
Mediante cosas muy simples como mantener estilos de vida sana.

A saber:
– Consuma alimentos sanos y en horario regular. No se “salte” comidas.
– Evite el alcohol y el cigarro.
– Mantenga horarios adecuados y buenos hábitos de sueño que le permitan dormir bien.
– Realice actividad física al menos 2 a 3 veces por semana (gimnasio, caminatas, bicicleta, natación, etc.)
– Evite en lo posible situaciones que aumenten el stress.
– Favorezca actividades que lo relajen.
– Tome intervalos de descanso durante las tareas.
– Evite los gatillantes que reconozca como responsables de aumentar su dolor.
– Consuma los medicamentos para el dolor según las indicaciones de su médico y evite el consumo excesivo de analgésicos, ya que pueden empeorar su dolor, además de otros efectos adversos como los gástricos.

Según su diagnóstico, se le aconsejará otras medidas más específicas. Es importante que participe y asista a sus controles en forma regular para lograr resultados exitosos en el control de su dolor, y una mejoría en su calidad de vida.
PROFESIONALES UNIDAD DEL DOLOR
DRA. MARÍTZA VELASCO
VENEGAS
JEFE UNIDAD TRAT. DEL DOLOR
DR. VICTOR WILDNER ABATTO
JEFE SERVICIO MED. FÍSICA
Y REHABILITACIÓN
DRA. MARÍA LORETO CID
JEFF
DRA. BERNARDITA BRESCIANI
FRITZ